Se encuentra usted aquí

DHL apuesta al comercio electrónico

Comisión de: 
Logística

Por: DHL

La compañía alemana de logística, DHL, sostiene que los vectores del crecimiento para su industria provendrán del eCommerce y de una marcada diferenciación en materia de sustentabilidad, bajo una atenta mirada a los comportamiento y actitudes de los consumidores.

En una reciente visita a la Argentina, el CEO para las Américas de DHL Global Forwarding, Bill Meahl, marcó estas dos tendencias como centrales en un contexto de comercio global en franca recuperación sin un aparente atenuante por parte de los conflictos comerciales imperantes. “Hay mucha retórica, hay que ver qué es lo que finalmente sucede”, indicó en una entrevista con Trade News.

-¿Cuáles son las unidades de negocios de DHL más activas?

Diría que las divisiones Express (courier) y PEP (post-e-commerce-parcel) están en la cresta hoy por el impulso que está teniendo el comercio electrónico. Y esta es una de las cosas que más optimismo nos da, porque esta es una tendencia que no va a desaparecer. Según el país que se trate, las ventas minoristas que se hacen vía e-commerce sigue siendo muy bajo: entre el 5 y el 20 por ciento. Vemos que hay una gran oportunidad de crecimiento. Lamentablemente, para nosotros, esto tiene un componente físico que nos obliga a seguir invirtiendo en aviones, en mayor eficiencia de combustible, en depósitos mucho más grandes y más cerca de los puertos y aeropuertos para crecer rápido.

En el segmento Express invertimos alrededor de 2000 millones de euros en 2017, y algo más de eso este año, tanto en infraestructura como en logística y personal (todo el grupo suma 500.000 trabajadores en todo el mundo). El sector de Supply Chain también sigue creciendo y en Global Forwarding lo mismo, con inversiones en un nuevo sistema informático y en capacidad de bodega. Es probable que avancemos a tener más control de la flota y en aviones dedicados, porque mucha de la bodega de los aviones comerciales fue más ocupada por los pasajeros.

-¿Cómo cree que está impactando en la logística los avances tecnológicos como blockchain y la inteligencia artificial, y datos como que grandes empresas de e-commerce hoy son prácticamente empresas de logística también por el volumen que operan?

Es un momento apasionante para la logística y hay mucho margen para mejorar el desempeño con estas tecnologías. No soy un experto en blockchain, pero estamos tratando de entender bien cómo va a ser. Hay cuestiones más tangibles e inmediatas, como los vehículos autónomos de gran aplicación en los depósitos, los camiones de larga distancia sin conductores detrás de uno conducido por un humano, y el uso de la realidad aumentada para la selección de pedidos, que demostraron aumentar la eficiencia del trabajo en un 15 a 20 por ciento. A esto le sumamos el análisis de datos (big data) que nos ayuda mucho en decisiones internas y a la hora de direccionar los fletes. El big data es una gran herramienta para mejorar la previsibilidad en las entregas.

La entrevista completa aquí