Aumentan los pedidos y domicilios, pero disminuyen las compras en el extranjero a través de Internet

Marzo 25, 2020

Actualmente el país se encuentra volcado a buscar soluciones para poder superar la coyuntura del COVID-19 y reducir la presión sobre el sistema de salud colombiano, de tal forma que se le pueda prestar la atención necesaria a todos los pacientes que realmente la requieran.

Sobre esta base, el comercio electrónico se ha convertido en un canal clave para apoyar la implementación de estas medidas de salud pública y distanciamiento social, pues permite mantener el abastecimiento de los hogares evitando las aglomeraciones y situaciones de riesgo que pueden conducir a contagios, al mismo tiempo que le da un respiro a las empresas para que se pueda mitigar de alguna forma el fuerte impacto económico que esta coyuntura ha implicado.

Dada la coyuntura actual se han visto incrementos importantes del servicio de domicilios y mensajería, en la ciudad de Bogotá, hasta de un 28% si se le compara con semanas anteriores de mes de marzo. En el caso de Merqueo, empresa dedicada a la entrega a domicilio de artículos de consumo cotidiano en los hogares colombianos, reportó un aumento de las ventas de hasta 3 veces, con un incremento del 32% de los tickets promedio en las compras de la canasta básica, así como un aumento en un 84% de las ordenes de envió y se han duplicado los usuarios que utilizan la aplicación. Esto se puede observar, a nivel más general, en el aumento de la búsqueda de los colombianos por domicilios en línea. Según Google Trends, en la última semana estas búsquedas han crecido un 212% respecto a la última semana de febrero. Por otro lado, de acuerdo con información de Servicios Postales Nacionales 4-72, el tráfico postal internacional de compras realizadas por internet en comercios en el exterior, en febrero cayó un 44%.

Estas cifras muestran que muchos colombianos están recurriendo al comercio electrónico nacional para abastecerse durante esta difícil situación que estamos viviendo. A través de las empresas del sector, los colombianos pueden tener certeza de un abastecimiento constante hasta la puerta de sus casas, reduciendo las aglomeraciones, compras de pánico y por ende, el riesgo de contagio.

“Teniendo en cuenta el impacto económico que representa para el país la inactividad económica durante los próximos 19 días, consideramos desde la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE) que las ventas a través de internet pueden servir como una herramienta que mitigue estos impactos, además que puede ayudar a las personas a conllevar el confinamiento obligatorio” afirma Maria Fernanda Quiñones, Presidente Ejecutiva de la CCCE.

En otros países y ciudades donde se ha implementado este tipo de medidas, el funcionamiento del servicio postal y logístico (con estrictas medidas de higiene para seguridad de trabajadores y empleados) ha contribuido a que exista algún alivio tanto para las empresas como para los consumidores. “Desde el gremio y con el de expertos de empresas con larga trayectoria en el sector, se pueden apoyar los procesos de transformación digital rápida en empresas que estén viendo seriamente afectada su supervivencia, para que utilicen este canal transaccional en medio de esta difícil coyuntura, protegiendo la actividad económica del país y los empleos de miles de colombianos” recalca Quiñones.

Este es un desafío que está atravesando no solo Colombia sino el mundo entero. Es importante que todos los colombianos no unamos en ese objetivo común de superar el desafío que plantea el COVID-19 y que se implementen las medidas que logren minimizar el costo humano de esta pandemia.